Se acabó la temporada de baño ¡invernemos la piscina!

Se acabó la temporada de baño ¡invernemos la piscina!

Invernaje de una piscina:

Si tiene previsto dejar llena de agua su piscina descubierta durante el invierno, se recomienda dosificar un producto especial para el invernaje: desde el primer momento previene contra la formación de depósitos calcáreos y el crecimiento de las algas. Además, facilita y hace menos costosa la próxima limpieza de primavera.

¿Qué es y en qué consiste?

El invernaje consiste en el acondicionamiento de nuestras instalaciones

y la aplicación de ciertos productos químicos al agua, que tienen como fin,

preservar las propiedades de la misma y reducir los costes de mantenimiento/ puesta en marcha la próxima temporada.

Dos importantes ventajas:

  • Acondicionando nuestras Instalaciones, conseguiremos preservarlas de los rigores del invierno y de la inactividad, haciendo de esta forma,  más larga la vida útil de nuestra instalación.
  • En los tiempos que corren, el agua es un recurso escaso que no debemos desaprovechar, dado que ni ecológicamente, ni económicamente, tiene justificación alguna, ese derroche.

 

Un cobertor de piscina, es importante??

Se acabó la temporada de baño ¡invernemos la piscina!

Pues bien, obviamente, nos facilitará nuestro objetivo.

No Obstante, si no disponemos de un cobertor para nuestra piscina, es posible que decidamos limitar el proceso de invernaje, a la dosificación de los productos químicos y a la inactividad total.

Aún en este caso, el importante ahorro que supone en la limpieza y desincrustación de cal de nuestra instalación,  al inicio de la próxima temporada, justifica este particular proceso.

Si  al agua se le han procurado los cuidados necesarios,  será recuperada en un alto porcentaje, al inicio de la siguiente temporada.

¿Y por qué no vaciar la piscina?

Una piscina vacía, se convierte en una estructura débil ante la presión que ejerce la tierra de su alrededor sobre ella. El agua dentro de su piscina, actúa contraponiéndose a la presión que la tierra ejerce sobre la pared, consiguiendo anular la resultante total.

De esta forma, manteniendo la piscina llena, prevenimos la aparición de grietas en las paredes de la misma. Así mismo, la propia agua, actuará como un aislante de las paredes, que se verán menos expuestas a las inclemencias meteorológicas y a la suciedad.

Por estos motivos principalmente, la piscina debe permanecer llena durante todo el año, y por tanto invernarse, para minimizar los efectos negativos , tanto medioambentales, como monetarios, que su vaciado anual, supone.

 

¿Qué ventajas obtengo con el invernaje?

  • Invernar la piscina es sencillo y barato.
  • Mantendremos el agua en condiciones idóneas reduciendo los costes de mantenimiento y puesta en marcha posteriores.
  • En muchos casos podremos recuperar la totalidad del agua de una temporada para la siguiente.
  • Al proceder a invernar nuestra piscina evitaremos la presencia de molestos insectos/bacterias, que de otra forma podrían proliferar en ella.
  • Las instalaciones de la piscina se mantendrán en perfecto estado.
  • La piscina presentará un aspecto limpio y agradable durante todo el año.
  • En cierta medida las piscinas son más seguras pues podremos visualizarlas en toda su profundidad durante todo el año.
  • Obtendremos importantes ahorros, tanto de trabajo como de dinero, al principio de la siguiente temporada.

¿Cuándo debe iniciarse el invernaje?

De forma general, el tratamiento de invierno tiene una duración aproximada de nueve meses, y deberá iniciarse una vez finalizada la temporada de verano.

No obstante, cada piscina tiene una fecha adecuada para iniciar el invernaje, y en ningún caso, aún cuando hayamos iniciado ya el proceso, deberemos abandonar el cuidado del agua mientras la temperatura media de la misma no haya descendido por debajo de los 15ºC

 

¿Cómo invernar la piscina?

  • Limpiar la piscina, frotando las paredes y pasando el limpiafondos.
  • Hacer un lavado y enguaje de filtro.
  • Analizar el agua y ajustar el pH entre 7,2 – 7,6.
  • Realizar una cloración de choque. Buscamos dejar el agua perfectamente desinfectada antes de añadir el producto invernador.
  • Dejar en funcionamiento el filtro.
  • Al día siguiente procederemos a añadir el producto invernador. Mantendremos el filtro en funcionamiento para asegurar una perfecta distribución del mismo en el agua.
  • Si tu piscina es de liner o fibra de poliéster, al día siguiente añada Invernador sin cobre
  • Volver a medir el nivel de pH y ajustarlo si fuese necesario.
  • Si disponemos de cualquier equipo de tratamiento o dosificación automático (electrólisis salina, dosificador pH…), deberemos apagarlos.
  • Con equipos de electrólisis salina,guardar la célula generadora de cloro en un lugar seco y protegido de las inclemencias climatológicas.
  • En caso de disponer de limpiafondos automático, recuerda retirarlo del agua. Podría deteriorarse si permanece sumergido todo el invierno. Lo recomendable es sacarlo, secarlo y guardarlo hasta la próxima temporada.
  • Dejar el nivel del agua por debajo de las boquillas de impulsión.
  • Si disponemos de un cobertor recomendamos cubrir la piscina para evitar la acumulación de hojas y suciedad. La utilización de un cobertor es muy recomendable.
  • Recordar que el producto invernador debe aplicarse dos veces, la primera al iniciar el proceso de invernaje y la segunda a mitad de temporada invernal (enero/febrero)
  • Añadir unos flotadores (por ejemplo, los bidones de producto químico vacíos con aire en su interior) que evitarán por su movimiento sobre las aguas la formación de hielo encaso de heladas, y en el caso extremo en que se forme, disminuirán la presión del agua sobre las paredes del vaso.

¿Y durante el invierno?

Aunque si ha seguido los pasos anteriores el proceso de invernaje se puede considerar como completo, es recomendable que con cierta regularidad revisemos el estado de la piscina. Las pautas a seguir no son exactas y en ningún caso la regularidad será crítica.

Podemos realizar los siguientes trabajos por ejemplo cada 2-3 semanas:

  1. Pondremos en marcha el filtro de la piscina con la válvula selectora en posición de filtración durante unas 2 o 3 horas.

En el caso en que hayamos cubierto la piscina, no es necesario que retiremos el cobertor. Este proceso además de ser muy beneficioso para el agua, evitará posibles bloqueos de la bomba del filtro al inicio de la siguiente temporada.

2.Si no disponemos de cobertor para la piscina, con el tiempo caerán hojas secas, polvo, arena arrastrada por el viento, etc.

Es conveniente que los objetos de mayor tamaño los retiremos con un recogehojas y que en algún ciclo de filtración de los anteriores aprovechemos para pasar el limpiafondos.

3.En los meses de primavera deberemos estar muy alerta por si la temperatura supera los 15 ºC de media, pues es en este momento cuando deberemos iniciar el tratamiento habitual de tiempo estival.

 

En POOLS CONSULTING & WATER encontraréis todos los productos químicos necesarios para el  proceso de invernaje, así como asesoramiento sobre cómo realizarlo correctamente.