¿Cómo pintar una piscina?

¿Cómo pintar una piscina?

Si alguna vez te has planteado si puedes pintar tu piscina porque tiene manchas que no se han ido después de horas de limpieza o la pintura antigua se ha ido descascarillando, en este post te traemos la respuesta. La respuesta es clara: se puede pintar una piscina sin problemas, pero para ello tendremos que tener presentes diferentes factores como el material de la piscina, la pintura que se había usado con anterioridad y el estado en el que se encuentra esta última. Todo esto nos ayudará a saber que pintura de piscina debemos elegir para otorgarle a esta el mejor acabado posible.

Antes que nada vamos a ver los tipos de pintura para piscina que existen en el mercado:

  • Pintura para piscinas al clorocaucho: Este tipo de pintura es la más utilizada para pintar piscinas. Es impermeable con gran resistencia al agua, hongos, alcalinidad y a otros productos químicos. Se adhiere perfectamente a la superficie y seca relativamente rápido.
  • Pintura para piscinas al agua: Es otra gran opción, las ventajas que tiene sobre la de clorocaucho es que no huele y es mucho más fácil de aplicar. Las desventajas son que ofrece menor resistencia.

Para obtener un mejor acabado en la piscina, se recomienda pintar con el tipo de pintura que había de antes. En caso de que no sepas que tipo de pintura era, se recomienda usar la pintura para piscinas al agua.

Una vez visto los tipos e pinturas y una vez hemos identificado el tipo de pintura que necesitamos, vamos a entrar en el tema de las herramientas necesarias: pintura necesaria (en caso de que uses pintura al clorocaucho, se necesitará un disolvente para clorocauchos), pintura especial para bordes de piedra, rodillo mediano especial para suelos y piscinas, alargo universal, cubeta, lija, brocha, masilla para reparar grietas en piscinas.

Una vez tenemos la pintura y el resto de herramientas, vamos a ponernos manos a la obra.

Antes de empezar a pintar, deberás esperar al menos un par de meses con la piscina llena.

Una vez haya pasado el periodo indicado por el albañil, toca vaciar la piscina y limpiarla a fondo, sacando moho, restos de obra, algas, etc. Para llevar a cabo una buena limpieza, se puede emplear una mexcla de una parte de salfuman, 3/4 partes de agua y posteriormente aclarar con agua a presión, dejamos secar bien durante 48 horas.

¡Llega la hora de pintar! Aplica la pintura que hayas, si la pintura es al clorocaucho, la tendrás que diluir en un 5-10% con disolvente al clorocaucho para la primera mano. Para empezar a pintar, tenemos que primero pintar los bordes con una brocha y posteriormente proceder a pintar el resto del vaso con un rodillo para ir más rápido, una vez esté seca la primera mano, que será después de 24 horas, procedemos a aplicar la segunda mano. En esta segunda mano tendremos que diluir la pintura al clorocaucho en un menor porcentaje de disolvente de clorocaucho.

En caso de que hayas optado por pintura para piscinas al agua, el proceso será el mismo, solo que en vez de usar disolvente de clorocaucho, se utilizará agua. Diluir la pintura al agua en un 10-20% de agua.

Antes de volver a llenar la piscina, deberás dejar pasar al menos dos semanas.