¿Es necesaria una cubierta en mi piscina?

¿Es necesaria una cubierta en mi piscina?

Hay varias razones para cubrir una piscina, pero las más importantes son las siguientes:

SEGURIDAD

  • Al instalar una cubierta se evitan accidentes al impedir el acceso al agua de los más pequeños o de las mascotas de la casa.

MANTENIMIENTO DEL AGUA

  • Gracias a estas estructuras tendremos un menor coste en el mantenimiento del agua, ya que gastaremos menos en la depuración y productos químicos utilizados para la conservación del agua de la piscina en óptimas condiciones.

MAYOR DURACIÓN DE LA TEMPORADA DE BAÑO

  • La duración de la temporada de baño en la piscina se alarga. Si además añadimos un sistema de climatización, podemos disfrutar de la piscina durante todos los meses del año.

Para cumplir estas premisas disponemos en el mercado de varios tipos de cubiertas, desde la más económicas y sencillas para cumplir un mínimo de necesidades hasta las más complejas para disfrutar todo el año de la piscina.

Aquí os vamos a mostrar los diferente tipos de cubiertas y sus ventajas e inconvenientes.

Empecemos por las mas sencillas.

CUBIERTA/MANTA  ISOTERMICA DE BURBUJAS:

Son cubiertas cuya principal función son evitar la pérdida temperatura del agua de la piscina , sobre todo por la noche.

Las características más comunes son:

Material: Polietileno con tratamiento anti UV.
Espesor: 400 micras.
Peso: 380 gr/m2

La burbuja va en contacto con el agua, y la cara lisa hacia el exterior. A nivel térmico, consiguen aumentar de manera natural la temperatura del agua entre 2 y 5 grados al reducir las pérdidas de calor durante la noche, ahorran cientos de horas de uso de los sistemas de calefacción y reducen drásticamente la evaporación, que se se traduce en una disminución muy importante del uso de deshumidificadores, además del ahorro de agua de evaporación que ya no hará falta reponer.

Por el contrario está cubierta se coloca flotando sobre la lamina de agua, por lo que no es un elemento que proporcione seguridad por si solo. debería ir acompañado por una valla perimetral del vaso.

Son mantas económicas y pueden ser almacenadas en un enrollador adecuado para su uso manualmente.

CUBIERTA/MANTA  DE INVERNAJE:

La lona de invierno está diseñada para cubrir la piscina durante toda la temporada de mal tiempo. Así pues, se cubre tanto el agua, como la playa.

 

Las características más comunes son:

Material: Tejido de Poliéster 1100 dtex, alta tenacidad plastificado.
Peso: 600 gr x m2, tolerancia +-5%
Resistencia al desgarro: Urdimbre: 210 DaN/5 cm. / Trama: 2230 DaN/5 cm.
Accesorios: Tensores perimetrales individuales,

Una lona de invierno pretende mantener en buen estado la piscina toda la temporada de frío. Por lo tanto, debe ser resistente y segura, para que proteja la piscina tanto del viento, como del frío y la intemperie.

Este tipo de lonas acostumbran a cumplir la norma NF P-90308   referida a la seguridad

Suelen estar hechas de PVC, lo que supone que son bastante pesadas, pero la ventaja es que sólo se manipulan unas dos veces al año.

El sistema de fijación más común es el de unas estacas escamoteables en la playa.

Las lonas de invierno deben ser completamente opacas, para evitar que crezcan las algas. Además, evita que la temperatura exterior provoque que el agua se congele.

CUBIERTA DE LAMAS:

Son cubiertas automáticas, están fabricadas de lamas de PVC ensambladas formando una persiana que flota sobre la lámina de agua de la piscina.

Las características más comunes son:

Material: PVC o Policarbonato de alta resistencia estable frente a los dañinos rayos UV.

Resistencia :Soldaduras por ultrasonido en los tapones de obturación, garantizando la estanqueidad, impermeabilización y óptima conservación de la cubierta.

Seguridad: Láminas de PVC ensambladas de modo que sean capaces de resistir presiones de hasta 130 kg, muy por encima del nivel impuesto por la norma NF P 90-308.

Las cubiertas están compuestas por lamas que se enrollan en un eje motorizado, este eje puede estar sumergido en un habitáculo anexo al vaso o de superficie exterior al vaso, la elección de uno u otro sistema puede venir dado bien por estética o por ser una piscina ya construida.

Este tipo de cubiertas se utilizan todo el año debido a su facilidad de manejo al ser automáticas, por lo que podemos cumplir con las tres razones más importantes para cubrir una piscina , seguridad, calentamiento del agua y mantenimiento de la calidad del agua evitando la suciedad.

CUBIERTA MOVILES O FIJAS ELEVADAS:

La idea es que las piscinas se puedan utilizar todo el año. Además de por  los motivos que siempre hemos comentado de seguridad, limpieza y calentamiento también porque esta se encuentra en zona de climas fríos o cambiantes durante el verano, o bien porque queremos disfrutar de la piscina también en invierno.

Estas cubiertas son las que más espacio requieren para su instalación ya que además de cubrir la lámina de agua se recomienda cubrir también las playas.

Son estructuras bien de aluminio lacado o PVC , con paredes de vidrio de seguridad y techos de policarbonato que nos protege de las inclemencias del tiempo.

Hay dos tipos de cubierta elevada mas utilizada las fijas , bien adosada a una vivienda o independientes con muros móviles, o telescópicas ,que está formada por módulos móviles que se pueden abrir o cerrar según las necesidades del cliente.

Si bien es importante dos puntos, uno que la cubierta tenga una altura que nos permita andar por la playa y dos, recomendamos que además del calentamiento del agua la deshumificación del local

CUBIERTA PLANA TRANSITABLES:

Cada vez más construimos las piscinas en nuestro jardín y no queremos perder ese espacio para cualquier actividad durante el tiempo en el que no disfrutamos del agua.

Son cubiertas especiales, tanto por el diseño como por su coste dado que son estructura de acero galvanizado cerrada con deck sintético. La cubierta se compone de plataformas individuales, motorizadas y que se desplazan sobre un raíl, dejando la piscina cubierta o descubierta en menos de un minuto.

Estas cubiertas cuando están cerradas esconden perfectamente la piscina debajo de una tarima elevada solo 15 cm.

Son ideales para aquellos que quieren una piscina en espacios reducidos y utilizar ese espacio como solárium cuando no se disfrute de esta.

 

Como conclusión final El mantenimiento de piscinas que tienen una cubierta no es exactamente igual al de las piscinas que se encuentran al aire libre, las ventajas mas importantes son:

  • Creamos un entorno más seguro
  • Evitamos perdidas de calor.
  • Se ve reducido el uso de productos químicos.
  • La utilización de cubiertas reduce también la actividad de los limpia fondos.
  • Se reduce las horas de trabajo de la bomba de filtrado.
  • Es un ahorro de dinero y un dispositivo de seguridad al mismo tiempo
En POOLS CONSULTING & WATER te asesoramos sobre que cubierta son los más adecuados a sus piscina, se lo instalamos.