Los hoteles y alojamientos turísticos pueden reabrir en la fase 1 pero sin uso de spas, piscinas o gimnasios

Construcción de Piscinas en Cantabria, Madrid y Canarias

Los hoteles y alojamientos turísticos podrán reabrir en la fase 1 de la desescalada del estado de alarma por la pandemia de Covid-19, pero no estará permitido usar las piscinas, spas, gimnasios, zonas infantiles, salones de eventos, miniclubs ni discotecas.

Así consta en la orden ministerial publicada este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en la que se detallan las condiciones para la reapertura de establecimientos correspondientes a la fase 1.

 

Para los clientes hospedados, se prestará servicio de restauración y cualquier otro que resulte necesario para la correcta prestación del servicio de alojamiento, pero no será en las zonas comunes del local, que permanecerán cerradas.

En las zonas de recepción o conserjería deberá garantizarse la debida separación de dos metros entre trabajadores y con los clientes. Si no fuera posible, se deberán utilizar los equipos de protección adecuados al nivel de riesgo.

En aquellos puntos de atención al cliente donde se prevean aglomeraciones o colas puntuales se marcarán en el suelo los espacios de manera que se respeten la distancia mínima de dos metros entre personas.

Se realizará la desinfección de objetos tras su manipulación por el cliente o entre trabajadores y se dispondrán geles hidroalcohólicos o desinfectantes.

 

Para las unidades de alojamiento se establecerá un “procedimiento documentado de limpieza”, de acuerdo con las medidas generales de prevención e higiene frente a la Covid-19 indicadas por las autoridades sanitarias, incluyendo reposición y retirada de residuos de los alojamientos, en caso de ofrecerse estos servicios, y el acondicionamiento de habitaciones o viviendas tras la salida del cliente y en donde se concrete para cada elemento a limpiar en una unidad de alojamiento, el orden en el que se deberá hacer, y el material y el producto químico a utilizar, el equipo de protección adecuado al nivel de riesgo a emplear en cada tarea, y procesado del material y producto de limpieza tras su uso.

Antes de la apertura del establecimiento será necesario realizar una limpieza de las instalaciones, incluyendo zonas de paso, zonas de servicio, habitaciones, parcelas y viviendas. Se limpiarán y desinfectarán al menos cada dos horas durante todos los objetos y superficies de las zonas de paso susceptibles de ser manipuladas o contaminadas por diferentes personas, tales como botoneras de ascensores o máquinas, pasamanos de escaleras, tiradores de puertas, timbres, grifos de lavabos compartidos.