La natación española clama contra las decisiones ante la desescalada: “Al final abren antes los bares que las piscinas”

Como rescatar a un niño de una piscina

La Real Federación Española de Natación ha pedido de manera oficial al Gobierno que reconsideren las medidas que afectan a su deporte en la entrada a la Fase 1 de la desescalada. Sus quejas se refieren a la decisión de permitir la práctica deportiva en instalaciones al aire libre, excluyendo de manera concreta a las piscinas en el artículo 41.3 del Decreto.

En un comunicado, la RFEN esgrime el “Informe sobre transmisión del SARS-CoV-2 en playas y piscinas”, publicado por el CSIC el 5 de mayo, para solicitar que les permitan la práctica de la natación en las instalaciones pertinentes. Entre otras conclusiones, el estudio “avala la seguridad del medio acuático donde el uso de agentes desinfectantes está ampliamente implantado desde hace años”.

 

Más de la mitad del territorio español pasará el próximo lunes 11 de mayo a la Fase 1 de la desescalada del confinamiento. Esta nueva etapa hará más flexibles las normas y protocolos de seguridad para evitar el contagio del coronavirus.

Además de poder empezar a desplazarse por la ciudad con más permiso y reunirse con familiares o amigos, a partir de ahora, los deportistas también salen beneficiados de la reducción de restricciones.

En primer lugar se reabrirán los centros deportivos y clubes autorizados para la práctica de manera individual. Asímismo, se permitirá el entrenamiento medio en ligas profesionales, con un aforo máximo del 30%, únicamente al aire libre.

 

“La actividad deportiva requerirá la concertación de cita previa con la entidad gestora de la instalación. Para ello, se organizarán turnos horarios, fuera de los cuales no se podrá permanecer en la instalación”, informa el BOE.

Las actividades deportivas se podrán llevar a cabo entre dos personas como máximo, sin contacto físico y con la distancia de seguridad de dos metros. De tal manera, actividades acuáticas en piscina quedan prohibidas.

Este cambio solo entrará en vigor en las provincias o regiones sanitarias autorizadas para pasar a la Fase 1, entre las que destacan las de Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Cuenca y Guadalajara. Otras comunidades como la valenciana o Castilla y León dependerán de las regiones a las que se le ha permitido el cambio.